Juguetes Joguiba

Juguetes Waldorf

La pedagogía Waldorf es una corriente de educación y tiene sus origenes en el pensador austríaco Rudolf Steiner, su filosofía se basa en conocimientos íntimos de la naturaleza humana respetando sus aspectos físicos, anímicos y espirituales, por lo tanto, se cree que se tiene que considerar el ser humano como un ser tri-formato para poder llegar con medios educativos al niño en su totalidad.
Para los maestro Waldorf, el más importando no es qué se enseña, sino cómo se enseña.
El hecho de tener presentes las diferentes etapas de desarrollo del niño, hace que los
maestros tengan una mirada actualizada hacia el niño, atendiendo sus necesidades individuales, a cada edad, en cada tiempo y en cada lugar.

Según Steiner, hay tres etapas a las cuales hay que depositar especial atención durante
la educación del niño, para poder proporcionarle los recursos adecuados que lo harán desarrollar y potenciar sus capacidades.

De los 0 a los 7 años
En esta etapa el niño aprende a través de la imitación a ponerse derecho, adquiere el lenguaje y la capacidad de pensar. Es una etapa muy importante, puesto que es en ella en la que están construyendo su cuerpo hasta el momento en que caen los dientes.

De los 7 a los 14 años
Ya han caído los dientes. Ahora las energías ya no van tanto dirigidas al cuerpo sino que se centran en el aprendizaje escolar.
La imaginación es la característica principal de esta etapa, por eso es importante que los contenidos respeten y ayuden a desarrollar esta creatividad.

De los 14 a los 21 años
En esta etapa el joven tiene que poder experimentar su capacidad de emitir juicios. Hay que dar contenidos que los permitan tener esta experiencia y permitirlos encontrar las leyes que hay detrás los fenómenos.

Nosotros nos centraremos en qué elementos de juego son útiles por los niños en el primera etapa de los 0 a los 7 años.

Los juguetes transmiten experiencias. Según la pedagogía Waldorf, todos los juguetes, excepto las muñecas, tienen que estar dirigidas a transmitir experiencias sobre la tierra, la naturaleza, sus elementos y las creaciones humanas.
Es importante que los juguetes proporcionen vivencias en el consciente del niño para que, más tarde, este pueda relacionarlas con otros conceptos y desarrollar así sus capacidades intelectuales.

Porque nos entendamos pondremos de ejemplo un coche, y desglosándolo algo más, una de las ruedas de un coche; pueden ser de muchos tipos de madera, metal, plástico el caso es que con mayor o menor facilitado las ruedas giran, si están en un plan inclinado giran solas si no es así quizás las tendremos que empujar. A través de su juego el niño se va enriqueciendo de experiencias sobre la rueda, y de este modo podrá traer a la conciencia más fácilmente prodigios de la física o la geometría y ser capaz de transformarlos en conceptos.

Se trata de vivir experiencias a través de los elementos de juego que faciliten una transición del percibir al pensar. Estos elementos de juego estimularán la actividad creativa y sensorial del niño; el movimiento, el equilibrio, el tacto...
La pedagogía Waldorf cuenta con una gran variedad de elementos de juego, que esperamos ir desglosando en próximas entradas, hoy pero nos centraremos
en los puzzles y las construcciones Waldorf.

PUZZLES Y CONSTRUCCIONES WALDORF
Los elementos de construcción típicos como el arco iris o los puzzles de madera ofrecen prácticamente todas las utilidades que la imaginación permite. Tanto maestros como madres reconocen desde la experiencia que vale mucho la pena tenerlos como elementos de juego.

El arco iris
podéis encontrar de todas las medidas, consta de 12 arcos de colores vivos que los niños pueden combinar de miles de maneras diferentes.

Puzzle mandala
Un puzzle que se tiene que construir con orden armònic con los colores y las formas de las piezas. Estimula las flexibilidad interior y la fantasía, aporta creatividad al pensar. Todo un reto por pequeños y por grandes. existen muchísimas versiones y medidas.

Casa de muñecas
Se trata de una casa de muñecas muy especial que además de tener todos los muebles y complementos para equiparla; sillas, mesas, camas... se construye como un rompecabezas. Toda una invitación a la exploración.

Espermos poder aprofundir más adelante en nuevos elementos de juego Waldorf. Para cualquier duda o pedido podéis contactar con nosotros a través de nuestra página web.

0 Comentarios

Deja tu comentario
Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.

Este sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies.