• Ahora te encuentras en
  • Inicio
  • Inicio
  • El Blog
  • El blog
  • ¿Conocéis el movimiento Slow Life?
  • ¿Conocéis el movimiento Slow Life?

¿Conocéis el movimiento Slow Life?

Todos somos conscientes de la importancia de bajar el ritmo, especialmente estos días de vacaciones, y respetar y cuidarnos la salud.
Nuestros hijos suelen ir a un ritmo y se trata que nos adaptamos nosotros a ellos y no a la inversa.

Las prisas no son buenas ni por nosotros, ni por ellos, especialmente en cuanto a su educación y desarrollo. El movimiento Slow (retardar) tal como indica el nombre, consiste a desacelerarnos, parar y disfrutar del momento presente. Lo veis complicado? Pues tampoco lo es tanto, se trata de irlo poniendo en práctica poco a poco hasta convertirnos en unos expertos. A continuación os damos algunos consejos para poder aplicarlo estas vacaciones con vuestros hijos.

Algunas ideas sobre el movimiento Slow:

· Apagar o poner el móvil en modo avión; siempre que estemos con nuestros hijos, en reuniones familiares o momentos de ocio compartidos.

· Hay que enseñarlos que hacer las cosas en el momento que toca, es la mejor manera de evitar prisas y presiones en el futuro.

· Tener la televisión de casa constantemente encendida cómo si fuera la banda sonora del espacio puede generarlos estrés.

· Deja disfrutar aels tuyos hijos de momentos de inactividad; el no hacer nada, el hecho de pensar (en vez de recibir estímulos e información constantes) ayudan a ordenar ideas y mejorar las conexiones entre los conocimientos.

· Respetar las costumbres; intenta comer todos juntos, sin la presencia de la televisión o los dispositivos móviles, nos ayudará a fomentar los buenos hábitos alimentarios y a reforzar nuestros vínculos con los de los más pequeños.

· Fomentar el contacto frecuente con la naturaleza; se trata de la mejor escuela de calma y también el mejor antídoto contra el estrés.

· Hay que acercarlos a experiencias que los permitan observar y experimentar con el mundo que los rodea, de este modo los ayudaremos a despertar una curiosidad que no podrán saciar a través de la pantalla de un dispositivo.

· Muchos expertos advierten que el exceso de actividades al que están sometidos muchos niños y niñas puede reforzar conductas como el egoísmo o ver al otro sistemáticamente como un rival a eliminar.

Esperamos que os haya sido de utilidad y os animamos a practicarlo estas vacaciones!

0 Comentarios

Deja tu comentario
Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.